Querido amigo:

Aunque te sorprenda, nos gustaría describirnos echando la vista atrás. Estamos seguros que recuerdas el día exacto en el que decidiste ser odontólogo. Ese momento en el que empleaste tu vida en estudiar como médico pero en el que, además, te atreviste a tener la sensibilidad del mejor de los artistas.

Aquel instante en el que fuiste psicólogo y convertiste frustraciones, miedos e inseguridades en alegrías y salud. Cuando construiste superficies complejas como el ingeniero mejor preparado pero con la dulzura de un artesano que esculpe con delicadeza y cariño.

O nuestro momento favorito, ese minuto exacto en el que fuiste el mejor de los fotógrafos buscando la imagen perfecta en los labios de todo aquel que acudió a ti.

A todo ese cúmulo de sensaciones nosotros las hemos llamado Odontoemoción.

Y eso es Medicaline,

SUBIR